Anticoncepción

¿Qué es la anticoncepción?

La sexualidad no siempre busca concebir un hijo, también brinda placer y es una forma de intimidad y de compartir el amor con alguien. Para poder vivirla libremente pero con responsabilidad, se recurre a la anticoncepción, que permite, mediante diferentes métodos anticonceptivos, evitar quedar embarazada sin planificarlo.

Tener o no un hijo, y cuántos hijos tener, debería ser una decisión. El mejor momento para ser padres varía mucho en cada pareja, hay quienes lo posponen por trabajo o estudio, hay quienes lo desean cuanto antes. La sexualidad se vive durante toda la vida adulta, pero la reproducción solo se busca en algunas ocasiones.

Los métodos anticonceptivos son formas temporales y reversibles de evitar la fecundación. Cada pareja debería elegir el método que más les convenga, les quede más cómodo, y se adecue a sus creencias y valores. Es importante recordar que tener relaciones sexuales –con o sin penetración y con o sin eyaculación- sin un método anticonceptivo representa un riesgo muy grande.

Hay varios mitos respecto a momentos en los que supuestamente la mujer no puede quedar embarazada. La mayoría son falsos. Por ejemplo, las mujeres pueden quedar embarazadas en su primera relación sexual, durante la menstruación, aunque estén amamantando a un bebé y todavía no les haya vuelto la regla, aunque se laven muy bien después de tener sexo e incluso antes de haber menstruado por primera vez. Por eso es indispensable estar informada sobre los métodos anticonceptivos y ser responsable respecto a la sexualidad, para que la llegada de un hijo sea fruto del deseo y no del descuido.


Anticoncepción


Además, existe otro peligro más allá de un embarazo no deseado, y quizás todavía más grave: el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Hay que tener en cuenta que la anticoncepción no siempre cubre las necesidades de cuidado en este aspecto: por ejemplo, las pastillas son un método anticonceptivo altamente eficaz para evitar el embarazo pero no evitan el contagio de ETS como el VIH, por ejemplo. Para ello se debe utilizar un método de barrera, como el preservativo.

Cada persona debe pensar en dos cuestiones básicas de su sexualidad: la anticoncepción y la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

¿Cómo actúan las pastillas anticonceptivas?

Son pequeñas tabletas que se toman diariamente. La mayoría de las píldoras contienen dos tipos de hormonas femeninas sintéticas, es decir, elaboradas en un laboratorio a semejanza de las secretadas normalmente por el ovario. Ellas son estrógeno y progesterona, y se llaman contraceptivos orales combinados.

La pastilla anticonceptiva es altamente efectiva en el control de la natalidad, si la tomás de acuerdo a las indicaciones. Se toma una píldora todos los días, a la misma hora. En caso de vómitos o diarrea, o si te indican otra medicación que altere la efectividad de la píldora, debés usar otro método anticonceptivo complementario.

Las pastillas anticonceptivas son conocidas también como anovulatorias, ya que inhiben la ovulación, y sin ovulación no hay embarazo. Pueden ser la solución para las chicas que presentan severos dolores menstruales y que no responden a las medicaciones analgésicas que encontramos en el mercado. Esto ocurre porque las pastillas anticonceptivas combinadas inhiben la ovulación, a la vez que quitan el dolor que se experimenta durante la misma, en la mitad del ciclo menstrual, disminuyen el dolor en el período menstrual al disminuir la producción de unas sustancias llamadas prostaglandinas que son responsables de los dolores menstruales.

Para algunas chicas cuyos períodos son irregulares (cortos o largos), estas pueden ayudar a regular el ciclo menstrual cada 28 días, reduciendo además el sangrado menstrual.

También pueden mejorar el acné ya que en muchos casos las hormonas que contienen pueden detener la formación de este.

¿Qué tener en cuenta al elegir el método anticonceptivo?

Así como una pareja decide estar unida, compartir momentos de su vida, tener relaciones sexuales, tiene también la responsabilidad planificar su vida sexual y elegir un método anticonceptivo.

La anticoncepción no es una decisión que deba tomar solo la mujer o solo el varón, aunque el método sea utilizado por uno de ellos. Por eso es importante conocer los diferentes métodos, así como consultar a un médico que avale la elección considerando las características personales de cada integrante de la pareja.

La elección del método anticonceptivo depende de varios factores:

  • La edad.
  • El costo económico.
  • La eficacia del método.
  • Las necesidades y preferencias de la pareja.
  • La confianza en cada método.

Por lo tanto, reiteramos que es fundamental que una pareja, antes de elegir un método, realice una consulta con un especialista.

Para comenzar debemos decir que no es posible hablar del “mejor método anticonceptivo”, aunque en Uruguay la píldora femenina es el método más popular. Cada persona y cada pareja tendrá que evaluar cuál resulta ser su mejor método. Tampoco existe un método completamente seguro, sino que cada uno tiene un porcentaje de eficacia que lo hace más o menos confiable.

Desde la medicina se indica que el método anticonceptivo debe cumplir cuatro condiciones:

• REVERSIBILIDAD. Que permita recuperar la fertilidad cuando se desee. • EFICACIA. Que permita evitar la fecundación cuando no se la desea. • TOLERANCIA. Que evite efectos secundarios no deseados. • ACEPTABILIDAD. Que pueda ser aceptado desde las creencias y la historia personal de cada pareja, enriquecida por la correcta información científica.

Con mucha frecuencia los métodos anticonceptivos son mal utilizados por descuido y/o desconocimiento, lo cual reduce en gran medida su eficacia. Esto significa que no basta con utilizar un método anticonceptivo, sino que es indispensable saber usarlo correctamente. De allí la importancia de la consulta con el especialista.

Tipos de métodos anticonceptivos

Hay cinco tipos de métodos anticonceptivos:

  • De barrera.
  • Hormonales.
  • Intrauterinos.
  • Esterilizantes.
  • Naturales.

DE BARRERA:

Podemos diferenciarlos por su mecanismo de acción y por el tipo de artefacto.

Por el mecanismo de acción tenemos: los que actúan sobre el semen, como ser jaleas, cremas, comprimidos espermicidas, esponjas, anillos; y los que actúan sobre la vagina, como lavajes o duchas. Y por otra parte, los que obstaculizan el pasaje del espermatozoide al útero, como el condón o profiláctico masculino y femenino, así como el diafragma vaginal.

Los métodos anticonceptivos más conocidos son: el famoso preservativo masculino y el no tan conocido “preservativo femenino”. Estos cumplen una doble función: anticoncepción y evitar la transmisión del VIH y las enfermedades de transmisión sexual.

HORMONALES:

Son pastillas elaboradas con pequeñas dosis de hormonas: estrógeno y progesterona, cuya función es el impedir la maduración de los óvulos.

La píldora es el método preferido por las mujeres uruguayas para la prevención del embarazo. Unas 150 mil uruguayas usan la pastilla como método anticonceptivo. Esto representa el 18% de las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años), lo que constituye el porcentaje más alto en América Latina. Estos datos provienen del Censo Nacional y de las estimaciones del mercado farmacéutico, IMS, sobre las ventas totales de anticonceptivos en la plaza local.

MÉTODOS INTRAUTERINOS:

Cuando hablamos de métodos intrauterinos, nos referimos al mencionado DIU o bien Dispositivo Intrauterino. Su mecanismo de acción consiste en la inactivación de los espermatozoides, inmovilizándolos e interfiriendo su migración desde la vagina a las trompas de Falopio por aumento de la viscosidad del moco cervical, alteración en la velocidad de transporte del óvulo a través de las trompas de Falopio, acortamiento del tiempo de vida de ambos gametos (espermatozoide y óvulo), y por último dificulta o imposibilita la implantación en el endometrio por la respuesta inflamatoria leve local. A los mismos se le agregan productos de tipo hormonal que segregados lentamente producen también una acción anovulatoria. El dispositivo consiste en un diminuto dispositivo que tiene la forma de una T, que se coloca dentro del útero y frecuentemente es de cobre, aunque existen también de otros materiales.

MÉTODOS ESTERILIZANTES:

Aquí nos estamos refiriendo básicamente a la ligadura de trompas. Se utiliza en casos de querer lograr la anticoncepción definitiva. Es un procedimiento seguro, con baja posibilidad de revertir. La vasectomía, es decir la obstrucción de los canalículos deferentes del varón, tiene iguales indicaciones. Es importante destacar que la esterilización no es igual a “impotencia”, como se piensa. No tener la capacidad de reproducirse no quiere decir que el hombre sea impotente. Esto es un mito.

MÉTODOS NATURALES:

El único método “natural” seguro es abstenerse sexualmente. Pero existen otros métodos que dependen de la meticulosidad de la mujer, aunque su efectividad es mucho más baja que otros métodos.

Son métodos que tiene que ver con la medición de los días fértiles de ella. Teniendo en cuenta que el ciclo menstrual es de 28 días, el número 14 (la mitad) sería el día de la ovulación, o sea el día más probable de quedar embarazada si mantiene relaciones sexuales. Pero se toma como días riesgosos tres días antes del día 14 así como tres días después. Este sistema de planificación se denomina método del calendario u Ogino Knauss.

Luego tenemos el método de Billings, el cual toma en cuenta el flujo mucoso cervical como indicador seguro de la ovulación. Si lo tomamos entre los dedos, se transforma en un moco elástico cuando es fértil, de lo contrario se corta al estirar los dedos.

Existe actualmente una sofistificación de un método natural, que es el de tener en cuenta los días fértiles de la mujer. Para ello se utiliza un monitor y tiras reactivas que tienen una alta efectividad.

COITO INTERRUPTUS:

Retirada del pene antes de la eyaculación. Requiere un gran compromiso del varón. No previene enfermedades de transmisión sexual y tiene un alto porcentaje de fallos que puede alcanzar hasta el 20%.

Efectividad de los métodos anticonceptivos

La efectividad de los métodos anticonceptivos en condiciones ideales de uso son las siguientes:

  • Píldora: 99,9 %
  • Esterilización femenina: 99,8 %
  • DIU: 99,9 %
  • DIU con hormonas: 99,9 %
  • Preservativo: 98 %

Si se incorporan el análisis de las fallas más típicas que se producen en la utilización de los métodos anticonceptivos, su efectividad (real) puede variar:

  • Píldora: 97 %
  • Esterilización: 99.6 %
  • DIU: 97 %
  • DIU con hormonas: 99,9 %
  • Preservativo: 88 %
  • Métodos naturales (abstinencia periódica): 80 %
Urufarma es una compañía orientada al servicio y comprometida con la fabricación de productos que, por estar al alcance de todos, puedan contribuir con la calidad de vida de la sociedad toda.
© 2017 Uruframa S.A. Todos los derechos reservados.
Suscribirme
Me interesa recibir noticias e información en general sobre Urufarma.
Urufarma
  • Juan R. Gómez 3265
    CP: 11.600.
    Montevideo, Uruguay.
  • +598 2487 2748
  • contacto@urufarma.com.uy